el payaso Kiminimi, personaje del grupo de peques de nuestro casal

Semana del payaso

Me apetece compartir contigo mi primera semana de casal: La semana de los payasos.

Antes de empezar el casal, las horas nocturnas eran las que dedicaba a generar contenido y darle retoques al blog. Ahora estas horas son las de programar el casal, pensar qué materiales necesito y cómo voy a hacerlos con los recursos que tengo.

Que de recursos no vamos muy allá porque ha sido todo un poco precipitado y aunque de material deportivo vamos genial, no tanto de material de aula.

Pero si lo miras por el lado positivo eso hace que invente recursos con materiales de los que dispongo en casa y que no uso como estos sellos tan chulos que hemos hecho con goma eva, pegamento y tapones de garrafa de agua.

Los hemos hecho en casa pero Julio amablemente le cede algunos a los niños del casal, ya que no tenemos mucho material.

Trabajo de monitora en un casal, lo que en el resto de España se conoce como campamento de verano, escuela de verano…

La historia del casal hace tiempo que os la conté en este post. Pues bien, las madres interesadas en que hubiera opciones en el pueblo, con mi ayuda consiguieron 100 firmas exactas de gente interesada en el casal.

El ayuntamiento optó finalmente por ponerlo en marcha y un día mientras mis hijos y yo buscabamos ranas en las alcantarillas de una calle…(eh…sí, hacemos estas cosas porque es una experiencia muy chula ver las ranas aunque sea en las rejas del alcantarillado) apareció la regidora de cultura paseando a su perro y preguntándose qué demonios estábamos haciendo mirando las rejas del desagüe.

Salió el tema del casal y de que les estaba costando encontrar monitora para el grupo de los pequeños. Me dijo “¿sabes de alguien?” “Ea, yo misma.” Entregué el CV a la empresa que gestiona el casal y me llamaron para la entrevista.

Fui a la entrevista y me fue todo rodado.

Básicamente me preguntaron por mi método educativo y contesté que observo los intereses de los niños y adapto las actividades a lo que en el momento les interesa.

Que me encanta la naturaleza y enseñar todo lo que sé sobre ella y que lo que hago en mi tiempo libre es hacer manualidades y por supuesto dedicarle tiempo al blog

¡Eh, todo esto en catalán y sin ponerme nerviosa!

Así que no puedo estar más contenta.

Tengo un trabajo que me encanta con un grupo de niños que ya conocía y ellos a mí porque en su mayor parte son compañeros de mi hijo pequeño.

Mi horario es perfectamente compaginable con el de mi marido.

Trabajo de 8 a 13.

Por la mañana él está con los niños y por la tarde están conmigo.

Y para nosotros como pareja nos queda un baño en la piscina, el ratito de comer juntos y la siesta.

Perfecto.

El centro de interés del Casal es el circo y hay tantas cosas que se me ocurren para hacer…

La semana pasada hicimos la semana de los payasos.

Cosí una marioneta que hace las veces de guía de cada centro de interés semanal: el payaso Kiminimi.

el payaso Kiminimi, personaje del grupo de peques de nuestro casal

Cada semana nos presenta un nuevo personaje del circo.

Hay horas que hacemos algo de psicomotricidad, juegos del mundo, juegos preesportivos, expresión corporal puesto que es un casal deportivo… pero con los niños de 3 y 4 años no puede ser todo deporte.

Personalmente las horas que más me gustan son las de talleres, manualidades y salidas al entorno natural.

Así que hoy te voy a contar unas cuantas manualidades que hemos hecho en torno a la figura de los payasos:

Nariz de payaso

Porque sin ella no hay payaso.

Es muy sencilla de hacer.

Necesitas: goma eva roja, plancha, papel de horno, tijeras y una pelota.

Planchas la goma eva poniendo el papel de horno encima para que no se pegue la plancha.

Cuando está caliente la goma eva envuelves con ella la pelota intentando que no se hagan muchas arrugas.

Puedes agarrarlo con una goma hasta que se enfríe la goma eva.

Cuando se enfríe, sacas la pelota del interior, redondeas con forma de nariz, le haces unos agujeros en los laterales y le pasas una goma elástica.

Nariz de payaso
Mi nariz de payasota y el libro que he usado esta semana.

He estado leyendoles este libro durante la semana, el título en castellano es Tito malabarista y lo puedes conseguir en Amazon a través de este enlace:

O en Boolino: Tito malabarista.

Me ha venido genial como enlace entre la primera semana: los payasos; y la segunda: los malabaristas.

A los niños les encanta descubrir al final del libro dónde narices había ido a parar la nariz de Tito.

Aunque los más avispados se dan cuenta de dónde está en cuanto la pierde.

Les encanta decir a qué se parece Tito cada vez que se prueba una nueva nariz y además aprenden formas geométricas, vocabulario del circo, pero sobre todo a valorarse a uno mismo sin depender del aspecto físico.

Como recurso es estupendo.

Gafas de payaso con limpiapipas

Coges 4 limpiapipas, dos de ellos los haces de forma circular y los otros dos con forma de L. Dos serán la montura y los segundos las patillas.

Se monta todo y ¡listo!

Como no tengo fotos, aunque no me inspiré en ninguna página sino más bien en lo que tenía en el momento puedes ver un procedimiento más o menos similar, aunque usando menos limpiapipas para las monturas en esta entrada del blog Manualidades infantiles.

Lazo de payaso

Necesitaremos:

  • papel crepe o pinocho, aunque se puede usar papel de otro tipo.
  • un lazo de tela
  • celo de doble cara

Decoras un rectángulo grande de papel a tu gusto.

Colocas una tira de otro color en el centro, unes ambos trozos de papel y con celo de doble cara unes el centro del lazo a una cinta de tela para poder atarla al cuello.

Expresión corporal

Además de estas tres manualidades que he realizado con los niños el día que tocaba expresión corporal llevé todo un arsenal de ropa de mil colores (mi ropa de diario), lazos, corbatas y adornos para el pelo.

Ah y una nariz para cada niño, ya que no podía llevarme la plancha al casal porque podría ser peligroso.

Para hacer los lazos y las corbatas utilicé goma eva morada con brillantina, cola, pompones y pinzas de la ropa.

Sencillamente corté la forma de lazo o de corbata, decoré con pegamento de purpurina, pegué los pompones en la parte superior delantera en el caso de las corbatas y la pinza en la parte trasera.

Así los niños podían engancharla en su camiseta sin que fuera demasiado molesto y aunque quedaba algo ladeada, eso le daba un toque aún más cómico.

lazos y corbatas de payaso

Ha sido una semana muy divertida en la que han aprendido a hacer súper bien el payaso.

Algunos hasta se han animado a hacerles un show a los padres.

Como ahora mi ritmo de vida ha cambiado un poco me iré pasando los fines de semana por aquí para irte contando qué cosas chulas vamos haciendo en el casal o lo que se me pase por la cabeza.

¡Disfruta de lo que queda de fin de semana!

The following two tabs change content below.
Técnico Superior en Educación Infantil y monitora de Educación Ambiental. Actualmente Agente de Dinamización Turística. Madre de dos niños de 5 y 9 años y esperando al tercero. Dedico mi tiempo libre a aprender con y de mis hijos, Sergio y Julio y a hacer aquello que más me gusta: coser, cantar, comer la deliciosa comida que cocina mi marido, fotografiar insectos, escribir y trastear con el ordenador. Escribo este blog y estudio online todo lo que pillo. Gestiono la página web turismolapernia.com y edito mensualmente la revista La Pernía, Magazine Mensual.

Latest posts by Adara (see all)

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web

dieciseis − 8 =