Museo de las Miniaturas. Camellos en el ojo de una aguja

Museo de las miniaturas de Besalú

¡Bien! me reincorporo a mi actividad bloguera, no he muerto ni me he perdido por el camino, bueno, me he perdido un poco, pero ya me he encontrado. Estas vacaciones hemos visitado el Museo de las Miniaturas de Besalú, un museo en miniatura para arte en miniatura. Vale, no es tan en miniatura el museo, es chiquitín y lo ves en un suspiro, pero su contenido sorprende por lo peculiar que es y porque te obliga a hacerte miles de preguntas, como…

¿Qué tipo de vida lleva alguien que se dedica a hacer miniaturas extremas?

¿En qué momento vió alguien un mosquito muerto y decidió convertirlo en arte?

¿Cómo lo hacen, si a simple vista no se ve un pimiento?

¿Por qué dedicarse a eso? ¿Seguirían los autores su gran pasión de la infancia?

Ni idea, no tengo respuesta a ninguna de ellas y me las planteo todas.

Museo de las miniaturas de Besalú

Museo de las Miniaturas. Camellos en el ojo de una aguja

La primera sala no es tan alucinante como las otras dos pues son miniaturas de colección de las que muchas veces venden por fascículos. Y no las menosprecio, porque igualmente están cargadas de detalles muy finos. En esta primera sala puedes encontrar varias miniaturas de tiendas y oficios antiguos.

Museo de las miniaturas

Realmente el museo no está muy orientado a niños pequeños, no se por qué, porque lo disfrutan igual que los grandes, pero si vas con un niño de 3, 4 años, mentalízate de que vas a tener que cargarle en brazos para que pueda disfrutar del museo. Da rabia pero es lo que toca.

Para motivar a Julio en la primera sala le fui haciendo preguntas sobre qué creía que vendían en cada representación, luego le pedía que me dijera dónde estaba tal o cual cosa. Así jugando disfrutó mucho más de cada representación.

La segunda sala recoge miniaturas que se pueden ver a simple vista pero que necesitan de una lupa para ver los detalles de cada una. Tienen bastante trabajo.Museo de las Miniaturas

Si vas a visitar este museo no pierdas detalle en esta sala de la representación del Caballo de Troya, se lo debieron pasar pipa haciéndola, tiene una gracia oculta.

Museo de las Miniaturas

Por último en la tercera sala verás el más difícil todavía: joyas mega minúsculas, camellos en el ojo de una aguja, búfalos en el ala de un mosquito…todo tan mínimo que necesitas de un microscopio para ver los detalles de cada pieza ¡y qué detalles! La señora de la entrada ya te avisará amablemente de que los niños no deben mover ni tocar el microscopio que es muy caro.

Museo de las Miniaturas

Luego termina el recorrido por el museo, que no te deja indiferente aunque sepa a poco, te da la luz solar y te das cuenta del esfuerzo visual que has estado haciendo durante todo el recorrido entre el fondo rojo, la iluminación enfocada a las piezas del museo y el tamaño de las obras.

Merece mucho la pena ese rato tan corto y ese esfuerzo visual. Además con la entrada que cuesta 4,90 te hacen descuento en la visita al Museo del Juguete de Cataluña, que está en Figueres y aunque he vivido allí durante 3 años no he visto ni uno solo de los museos, ni siquiera el de Dalí. Son visitas que me debo, cuando las haga os lo contaré.

Aprovechando que estás en Besalú, date un paseo por el pueblo, cruza el puente medieval y no olvides visitar sus tiendas de artesanía, que son preciosas, aunque en casi todas vendan lo mismo. ¡AH! si puedes haz provisión de embutidos de la zona que están buenísimos.

Después de mi colaboración en el blog de Nuria: Tacones de Dálmata para dar visibilidad a la baja visión ( 😉 dale al enlace si lo quieres leer y date un paseo por el blog) , me gustaría comentar que este museo es una prueba más de que aunque el mundo es diverso, la sociedad no lo es.

No son pocas las personas que sufren algún defecto visual y en este museo no encontré nada orientado a esas personas, quizá la primera sala con miniaturas algo más grandes y la guía por escrito podrían ayudar, pero no disponen de audio-guías ni material que apoye de algún modo el objetivo visual del museo. Cuando tu visión es por ejemplo en tunel, difuminada o con manchas… únele una lupa o un microscopio y dos si lo deseas pero dudo mucho que se vea un carajo.

Si ya a mí con miopía y astigmatismo me costaba ver algunas de las obras porque mis gafas interferían con la lupa deformando la figura y salí de allí cual vampiro a mediodía, no puedo ni imaginarme si mi visión estuviera dañada por alguna de las  múltiples enfermedades o defectos que causan baja visión.

Pero tampoco culpo al museo que es muy chiquitito y no debe disponer de una gran dotación económica, es solo que me da por pensar. Supongo que hay que ser selectivo y me dirás que directamente si padecieras baja visión ni pensarías en visitar este museo. Está bien, pero la civilización no avanza bien si quien tiene cualidades diferentes debe adaptarse privándose de ciertas cosas que deben ser accesibles a todos como el arte.

Es una realidad que el mundo es diverso y creo que bastantes dificultades tiene ya quien nace diferente como para que pidamos una adaptación sin aportar ningún elemento facilitador.

Aunque por otro lado gracias a las dificultades siempre surge del interior una gran fuerza y un tremendo espíritu de lucha que hace a quien es peculiar un superhéroe o superheroina dignos de nuestro respeto y admiración.

Espero que te animes a visitar el Museo de las Miniaturas, y que no te afecte lo que yo opine en cuanto a este tema de la diversidad. El museo está muy bien, escribo lo que pienso porque nunca se sabe si mi opinión en algún momento puede generar un cambio.

 

 

 

Técnico Superior en Educación Infantil, monitora de Educación Ambiental y eterna estudiante. Madre de tres mozucos. Dedico mi tiempo libre a aprender con y de mis hijos y a hacer aquello que más me gusta: coser, cantar, comer la deliciosa comida que cocina mi marido, fotografiar insectos, escribir y trastear con el ordenador.
Escribo este blog y estudio online todo lo que pillo, el grado en Turismo, entre otras cosas.

13 thoughts on “Museo de las miniaturas de Besalú

  1. Adara 19 julio, 2016 at 13:25

    Mola mucho sobre todo la parte de las miniaturas microscópicas ¿en qué momento alguien decide hacer arte tan minúsculo? Es muy chulo este museo aunque tenga sus defectillos como que no está enfocado a público infantil y sobre todo la adaptabilidad con audioguias y otros recursos. A pesar de eso impresiona.

  2. Nessa 19 julio, 2016 at 00:21

    Qué chulada! Y qué original! Madre mía! Si son miniaturas, sí, jajajajaja. Un besazo

  3. Adara 6 abril, 2016 at 20:38

    Si. Le dan un toque misterioso al museo.

  4. Adara 5 abril, 2016 at 01:22

    No me digas estas cosas que me sonrojo, mujer. Yo también soy mega fan de tu blog. Aunque no vaya nunca a la moda porque tengo mi estilo propio, la ropa me vuelve loca, eso si, verla, inspirarme y luego hacerme yo lo que me apetezca. Y tus reflexiones son mega humanas. Un besazo Nuria

  5. nuria ruiz 5 abril, 2016 at 01:12

    jooo Adara me encanta como eres, muchas gracias por todo, me alegra mucho haber conocido tu blog y que hagas tanto bien. sabes que soy tu seguidora incondicional aunque no comente siempre tus post son geniales . un besito y por cierto yo hace tiempo vi un museo similar y solo veia borrones jejejejejeje

  6. Luis M Bedoya 4 abril, 2016 at 19:44

    Simplemente está hermoso, son miniaturas bastante bien logradas y que estén en una esfera, hace que se vean más místicas.

  7. Begoña Estevez 3 abril, 2016 at 20:19

    El Museo me encanta y yo iría con mis peques encantada, por aquí de este estilo tampoco tenemos nada y sería interesante.

  8. amparo 3 abril, 2016 at 18:33

    Debe ser espectacular poder ver todas estas miniaturas, no creo que por aqui podamos ver estos museos, se pierden en el viaje.

  9. Diana Garcés 3 abril, 2016 at 14:36

    Hola guapa, pues si te contará dónde descubrí el arte de hacer miniaturas te podría dar algo jajaja Lo vi en una serie que me gusta mucho CSI un tipo que recreaba sus crímenes en miniatura. Una pasada, si me preguntas jajajja tengo un humor oscuro. Pero ahí descubrí este arte y busqué en la web, eso sí no sabía que había un museo, pero sí descubrí mucha gente que hace esto, es un arte y otra manera de hacer “manualidades”.

    En cuanto al tema de la visión, creo que este tipo de museos no es para todo el mundo, al igual que un museo del sexo no es para todos o un museo de fútbol o automovilismo, hay para todos los gustos y eso es lo maravilloso de la diversidad. No creo que una persona con discapacidad visual se plantee siquiera ir a un museo de estos ¿para qué? si igual no podrá disfrutarlo. Esto es para un público muy reducido y seguro encontrará adeptos 🙂

    Genial tu experiencia guapa, me encanta 🙂

  10. Mayra Victoria 2 abril, 2016 at 22:40

    me gusto lo de la hormiguita creo que el único problema es lo de los niños ellos al final son los mejores expectadores y criticos♥
    y creo que me sucedería lo mismo soy más cegatona jajajaja
    saludos y gracias por las fotos ^^

  11. Elizabeth Muñoz 2 abril, 2016 at 21:54

    Este museo vale la pena, quieto tener la oportunidad de conocerlo y disfrutarlo así como lo has hecho, pero si debo tener presente ese desgaste visual que uno debe tener.

  12. Victor Garcés 2 abril, 2016 at 21:50

    Tuvo que haber sido un gran desgaste visual el poder tener que ver estas pequeñas figuritas, ademas que debe ser un espectaculo ver tan maravilloso trabajo, en algun momento de la vida que pueda estar por esos lados me encataría conocer el museo.

  13. Florencia Barbero 2 abril, 2016 at 17:47

    Que hermoso museo, muy bonitas las miniaturas. ♥ Ojalá algún día pueda ir.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web

17 + 1 =