Chimpancé Fundació MONA

Nuestra visita a MONA

El sábado pasado para celebrar el cumpleaños de mi hijo mayor, Sergio hicimos una visita que teníamos hablada con la fundació MONA desde octubre.

Y es que Sergio ese mes fué a visitar este refugio para chimpancés y macacos en una excursión escolar.

De vuelta en casa me pidió que me metiera en su página web para contarme la historia de cada mono.

Me alucinó cómo había memorizado los nombres de los monos e incluso reconocía alguno. Yo para reconocer rostros humanos ya soy mala, pues de chimpancés y macacos…dime tú.

Súper emocionado me contó curiosidades como que los monos no comen plátanos a no ser que se lo des, pero de forma natural, en libertad no es lo que comen habitualmente sino semillas, raices y pequeños insectos como arañas, hormigas y termitas.

Para comer termitas meten un palo por el agujero del termitero y esperan a que se suban al palo. Cuando lo sacan tienen una deliciosa piruleta de termitas.

Según veíamos fotos de los monos me contaba la historia de cada uno, las horribles historias de la forma en la que vivían estos animales antes de ser rescatados.

Realmente estaba motivado y de pronto se puso súper serio y me dijo:

“Mamá, por mi cumple quiero volver a ir a MONA y llevarles dinerito para ayudarles”

Asi que con un orgullo que no me cabía en el pecho comencé a preparar nuestra visita, si, en octubre aunque cumple los años el 19 de Enero.

Quedaba un montón de meses para su cumpleaños pero yo quería dejarlo reservado porque sentía que si no lo hacía desde ya, igual después no lo haría, defraudando a mi hijo y matando en él esa motivación, esa empatía y ese altruismo espontáneo.

Me dijeron lo que era obvio, que concertara la visita más adelante. Y eso hice.

Fundación MONA

logo-Mona_244x100

Fundación MONA es una ONG que rescata y rehabilita primates víctimas del tráfico ilegal de especies y que se encuentran en situación de cautividad, crueldad y abandono.

La mayoría proviene de circos, espectáculos televisivos, de haber sido utilizado como reclamo turístico o de casas particulares y zoos privados.

En muchos casos han sido explotados y les han obligado a actuar según el guión sin dejarles desarrollarse como lo que son: animales.

Llega un momento que, por su tamaño y fuerza no son tan maleables y es dificil controlarlos. En ese momento son encerrados en jaulas hasta que mueran si no tienen la suerte de ser liberados.

En el caso de los macacos, mucha gente los adquiere como reclamo turístico o como mascota y es un animal que necesita moverse en libertad y si se enfada puede hacer mucho daño ya que dispone de unos grandes colmillos que asustan bastante.

Macaco. Fundació MONA
Titín

Tienen en sus instalaciones tres grupos de chimpancés y uno de macacos a los que proporcionan una segunda oportunidad para que vivan el resto de sus días en amplios espacios exteriores y en grupos sociales, algo totalmente necesario y vital para ellos.

Otra de las bases de este proyecto es la de sensibilizar, educar y concienciar a la sociedad sobre las necesidades de respetar, proteger y cuidar no solo a estos increibles animales tan próximos a nosotros sino el medio ambiente y al resto de seres vivos.

Esto lo consiguen mediante las visitas guiadas donde aprendes muchísimo sobre ellos si vas con la mente abierta sin creerte que vas al zoo.

Nico. Chimpancé fundació Mona
Nico

Creo que es un sitio al que hay que ir sabiendo a donde vas y no pensando que vas a ver un espectáculo de monos haciendo monadas o algo así.

Y lo digo porque en la visita había una familia que me crispó los nervios con sus comentarios: “¿y esto es todo lo que vamos a ver? Si es así no volvemos”

No sé qué pretenderían ver, igual querían monos con tutús. En fin. No voy a seguir por ahí que me arranco y no paro.

Esta fundación se financia de forma privada por medio de donaciones de particulares y empresas.

Para ayudar a continuar con su labor puedes:

  • hacer un donativo en el centro o de forma online: Sergio entregó felizmente 20 de los 50 euros que había juntado por su cumple, más el dinero que nos dejamos en la tienda comprando peluches.
  • comprar artículos en su tienda: disponen de calendarios, libros, peluches, tazas, camisetas, llaveros, pins… todo alrededor del mundo de los primates.
  • apadrinar un chimpancé: desde este apartado de su página web puedes apadrinar uno de los chimpancés.
  • pagar una visita al centro: nuestra visita fue familiar, tres adultos y dos niños y no salió muy cara, unos 40 euros. No lo recuerdo y eso que solo ha pasado una semana. Incluía un taller para prepararle una actividad de enriquecimiento a los chimpancés.
  • pasar una estancia corta como cuidador de primates: es un ecovoluntariado para aquellos que aman a los primates, que vivirán de primera mano el día a día de los chimpancés y macacos ayudando en la preparación de sus comidas, preparando nuevas estructuras y actividades, limpiando las instalaciones…

Nuestra experiencia ha sido genial y muy emotiva.

Llegamos un poco pronto y tuvimos que esperar a que llegaran los demás grupos.

Hicieron una breve presentación para que conocieramos un poco lo que hacen y por qué, luego realizamos un taller y después la visita.

No voy a desgranaros toda la visita porque si no, no harías el esfuerzo de conocer esta fundación y el trabajo que llevan a cabo.

Pero si que te voy a pedir que si decides visitarlos vayas con la cabeza despejada y pensando firmemente que los humanos no estamos por encima de ninguna especie animal, que el resto de especies tambien sufre y siente como lo hacemos nosotros.

Chimpancé Fundació MONA
África

Me sobrecoge pensar que esta fundación existe y pienso que no debería existir si este mundo funcionara como debe, porque ningún animal debería estar enjaulado ni explotado para que un humano obtenga dinero, porque ningún animal debería ser sacado de su hábitat por ningún ser humano ni de manera legal ni ilegal.

Por desgracia vivimos en un mundo imperfecto donde estas cosas pasan. Los animales se convierten en atracciones, propiedades y elementos recreativos para los seres humanos y se necesitan estas ONG de rescate y rehabilitación para devolverle la dignidad y la naturaleza a esos animales destruidos o deformados por el hombre.

Pero ¿qué se puede esperar? Si no nos respetamos dentro de nuestra especie ¿qué no le haremos a otras especies que encima consideramos inferiores por el mero hecho de que no hablan nuestro mismo lenguaje?

Espero que esta entrada además de darte ganas de colaborar con MONA te haga reflexionar y ser consciente de que nuestra planeta somos todos: humanos, animales, plantas y elementos.

Me duele ver y oir a la gente decir que los animales no sienten, no sufren y no entienden y eso nos hace superiores a ellos y nos da el poder para hacer de ellos lo que queramos. Es cruel e irreal.

Respetemos y enseñemos a nuestros hijos a respetar el derecho a vivir en libertad de los animales. Respeto.

Técnico Superior en Educación Infantil, monitora de Educación Ambiental y eterna estudiante. Madre de tres mozucos. Dedico mi tiempo libre a aprender con y de mis hijos y a hacer aquello que más me gusta: coser, cantar, comer la deliciosa comida que cocina mi marido, fotografiar insectos, escribir y trastear con el ordenador.
Escribo este blog y estudio online todo lo que pillo, el grado en Turismo, entre otras cosas.