corresponsabilidad, cansancio materno por la excesiva carga

Corresponsabilidad: La Bruja Pocha

Le debo a Boolino un par de reseñas así que, con orgullo os traigo la de esta maravilla de libro: La Bruja Pocha.En mi opinión un libro perfecto para tratar con los niños la corresponsabilidad en el hogar desde la empatía que puedan llegar a sentir por la protagonista de la historia.

Ese palabro (corresponsabilidad) viene a significar que todos los miembros de un hogar debemos poner nuestro granito de arena para que el hogar no se vuelva un cáos total y se destruya la armonía.

En casa nos ha encantado por muchos motivos que ahora te cuento. Pero primero te hablo del libro:

La Bruja Pocha

Autor/a: José Carlos Andrés
Ilustrador/a: Cristina Quiles
Colección: Miau
Editorial: Ediciones Jaguar 
Idioma: Castellano
Edad: 6-8 años
Año: 2016
ISBN: 9788416434572

La Bruja Pocha, corresponsabilidad en el hogar

La bruja Pocha puede con todo, hasta que deja de poder.

Y es que las cargas a las que muchas madres y mujeres se ven sometidas a veces nos superan: trabajo, casa, niños, mascotas… sin ningún apoyo, termina por agotar.

Esto es lo que le ocurre a la protagonista de nuestra historia La Bruja Pocha, que puede con todo hasta que ya no puede más.

Necesita un descanso, un poco de tiempo para dedicárselo a ella, solo un poco, así que se prepara una poción para disponer de algo de tiempo.

corresponsabilidad, cansancio materno por la excesiva carga

Si quieres saber qué pasa después…

Opiniones

Marido

Es el primer libro que entra en mi casa que encanta a toda la familia, padre incluído.

Que un libro de literatura infantil guste a mi marido, que es anti-cosas-infantiles tienen un mérito de aquí a la luna.

Supongo que le encanta porque se siente identificado con Bruja Pocha ya que en casa quien más carga de tareas tiene es él.

A mi marido también le gusta porque el libro hace ciertos guiños a los adultos, como la sección en la que trabaja la protagonista: coordinadora de nervios que engordan o su programa favorito en la bola de cristal (TV).

Niños

Por parte de los niños, con el personaje del marido y el mundo al revés de los brujos y brujas se tronchan de la risa.

El ensuciavajillas o cuando los niños ponen el cuarto patas arriba literalmente son para ellos absurdos que les activan y les hacen pensar a qué correspondería cada cosa en nuestro mundo.

También los ingredientes de las comidas y pócimas les resultan súper graciosos al mismo tiempo que se mueren del asco.

En cuanto a su lectura es un libro que a pesar de tener bastante letra está escrito en mayúsculas, esto ayuda a que lo pueda leer  tanto el mayor como el pequeño con bastante facilidad.

También dan mucho juego los diecisiete ratones lectores, que los niños se entretienen en buscar en cada ilustración.

corresponsabilidad, 17 ratones lectores de la bruja Pocha

A veces les falta uno que o se esconde muy bien o se ha traspapelado.

Yo

En esta historia de la Bruja Pocha soy el marido desastroso que tiene la cabeza en su mundo y no da pie con bola.

Personalmente me gusta porque es un libro que puede servir para que los niños empaticen con sus padres, que sean conscientes de la carga que recae sobre nosotros y que cooperen en lo que puedan.

Corresponsabilidad en el hogar

Como he dicho antes, me siento realmente sorprendida de que a mi marido le guste este libro, al sentirse identificado con la protagonista.

Yo trabajo y es él quien limpia, compra, cocina, lleva a los niños al colegio… 

Pero no te vayas a pensar que yo llego y me rasco el bolo.

Mi rutina suele ser: comer, recoger a los niños, controlar que merienden, reforzar los contenidos del cole, jugar, controlar que se bañen, controlar que cenen, que se laven, se acuesten y lean algo.

Luego les leo un cuento y a dormir.

Observa que digo controlar y no “darles la cena”, “bañarles”… que estos niños han sido educados desde pequeños para hacerse ellos sus cosas.

Algo que ha sido primordial a la hora de decidir tener un tercero.

¿Cómo conseguir corresponsabilidad en el hogar?

Hay quien dice que yo crío a mis hijos en régimen militar, pero para nada.

Lo único que he hecho siempre es decirles a mis chicos:

“Aquí vivimos todos y si yo no hago algo, papá no lo hace, ni ninguno de los dos… pues se queda sin hacer.” 

Eso se aplica a la ropa limpia, a las comidas, a tener las cosas en su lugar…

Así automatizan actos como llevar la ropa sucia al cesto, fregar los platos (uno enjabona y otro aclara), recoger su habitación y la zona de juegos…

En mi casa nadie ayuda y todos aportamos lo que podemos, de eso trata la corresponsabilidad.

Y hablando de esto de ayudar, el otro día casi me da un perrenque en un debate en facebook sobre quien debía hacer las tareas de la casa.

El 75% de las madres que comentaban asumían que esas tareas eran de la mujer y el hombre les “ayudaba”.

¡Os hablo del s.XXI! Estas cosas me superan.

En definitiva La Bruja Pocha es una maravilla de libro que recomiendo muy mucho.

Un saludo y que tengas una gran semana.

The following two tabs change content below.
Técnico Superior en Educación Infantil y monitora de Educación Ambiental. Actualmente Agente de Dinamización Turística. Madre de dos niños de 5 y 9 años y esperando al tercero. Dedico mi tiempo libre a aprender con y de mis hijos, Sergio y Julio y a hacer aquello que más me gusta: coser, cantar, comer la deliciosa comida que cocina mi marido, fotografiar insectos, escribir y trastear con el ordenador. Escribo este blog y estudio online todo lo que pillo. Gestiono la página web turismolapernia.com y edito mensualmente la revista La Pernía, Magazine Mensual.

Latest posts by Adara (see all)

2 thoughts on “Corresponsabilidad: La Bruja Pocha

  1. Nessa 24 Mayo, 2017 at 17:55

    A nosotros también nos gustó porque, por desgracia, es como dices… Aún falta mucho por “igualar” (niños incluidos). En mi casa va todo a órdenes, la verdad, qué envidia que recojan, ordenen y se impliquen en las tareas… Pero claro, es lo que ven, que ambos “hacéis”. En mi caso he de mandar a tres que hagan las cosas. Los peques cogen el camino más fácil y es hacer lo mínimo indispensable. Ay, esa educación! A ver si a los míos logro educarles un poquito mejor, jajajajaja. Un besote
    Twitter:

    • Adara 25 Mayo, 2017 at 09:38

      No te martirices, cada una lo hacemos lo mejor que podemos… y lo que cuesta que cojan un hábito!! Cuando vienen visitas y me ven que les repito mil veces las cosas me dicen: “Pero déjales, si son unos niños muy buenos, si hacen muchas cosas” Claro, para que las hayan interiorizado antes he tenido que repetirselas chorrocientas veces. Un beso guapa

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web

diecisiete − uno =