Halloween. Galería de disfraces.

Para acabar con la semana temática de Halloween, hoy te traigo una galería de los disfraces que he hecho para la fiesta de este año. Todos los años hago yo misma los disfraces pues coser es una de las cosas que más me gustan del mundo. Para hacerlos nunca me gasto más de 10 euros. Este año solo he tenido que comprar una peluca rubia de 4 euros y la bata de doctor, que es un vestido que me costó 5 euros en un mercado de segunda mano. ¡Disfruta de nuestra galería de fotos! Haz clic sobre las imágenes para que vayan pasando. Poco a poco iré ampliando la galería a medida que vaya recopilando más fotografías.

¿Te han gustado las fotos? Decirte que no las ha hecho ningún profesional, como has debido ir notando a medida que avanza el blog, en esta casa nos gusta reutilizar cosas que ya “no sirven” y darle al coco para obtener buenos resultados con lo que tenemos. En términos modernos somos low cost y DIY.

Por último dejaros una pequeña reflexión.

Siempre somos muy críticos en cuanto a aceptar festividades y culturas ajenas se refiere, en este caso, el motivo que me da mucha gente para intentar convencerme de que no hay que celebrar Halloween es que es anglosajona.

Como ya expliqué en el primer post de esta semana temática, los orígenes son celtas, el pueblo Irlandés tiene unas fuertes raices celtas y por tanto celebraban esta fiesta. Al emigrar a Norteamerica exportaron a los Estados Unidos esta tradición en el siglo XIX y principios del XX.

Aquí os dejo un mapa para quien no quiere creer aún que tenemos todo el derecho a celebrarla.

mapa de la España preromana

Ahora el obispado de Cadiz lanza esa campaña mediática absurda diciendo que Halloween es la fiesta de los satánicos y no se si reir o echarme a llorar. Argumentan que antiguamente era una tradición celta ir a pedir comida por las casas o (atención) niños/as vírgenes para sacrificarlos a su dios Samhain.

Samhain no es ningún tipo de Diós y significa “fin del verano”, es el nombre que recibe una fiesta que tiene más de 5.000 años. Si ya de por sí está mal visto celebrar esta fiesta en España, solo le faltaba esto. En fin.

Dejando eso a un lado lo que peor me sabe es que he observado que cuando le hablas a alguien de Halloween en España inmediatamente su cerebro lo asocia con disfrazar a los niños y sacarlos a pedir caramelos por las casas.

El antiguo truco o trato consistía en poner comida en las puertas de las casas para que los espíritus estuvieran contentos. Actualmente los niños sin saberlo hacen el papel de espíritus disfrazándose y yendo a pedir a las casas.

Sencillamente pienso que las fiestas son lo que queramos que sean, no dejas de celebrar la castanyada porque no te gusten las castañas, por ejemplo. En esa situación me encuentro yo. Adoro disfrazarme, lo podéis ver en este video cómico que hice para mi canal creativo de YouTube.  😆

Pero sin embargo no soy en absoluto partidaria de inflar a los niños a dulces. Mis niños los comen, claro, pero de forma muy moderada, echando un cálculo, una vez por semana quizá. Desde pequeños han sido más de frutos secos, pasas, orejones, dátiles… de tal forma que para ellos eso ya es una chuchería.

Y como no soy partícipe de dar dulces a los míos…lo que no quiero para los míos tampoco lo quiero para los de los demás. Por ende esa parte de dar dulces a los niños me la salto, por suerte nunca ha venido ninguno a pedirmelas, pero si me pasa, puede que se lleven galletas saladas, que gracias a mi vecina que es un amor, siempre tengo.

Por supuesto eso de sacar a mis hijos y enseñarles que por el mero hecho de ir disfrazados y llamar a la puerta de las casas de la gente le van a dar dulces, no me convence tampoco. Puede ser muy molesta una visita así, puede sentar muy mal y que el dueño o dueña de la casa salga enfadado y mande a los niños al cuerno. ¿Qué necesidad tienen los niños de verse expuestos de ese modo a una situación desagradable?

Ninguna.  Por eso hacemos en casa una pedazo de fiesta de Halloween bien montada, algún año invitamos gente y otro no porque no nos apetece. Pero siempre, cada año en Halloween nos lo pasamos genial. Todos: adultos y niños.

¿Por qué no voy a celebrar algo que nos hace sonreír, disfrutar y ser felices? 😉 🙂

Aquí os deleito con un video resumen de nuestra fiesta de Halloween de este año 2015.

Esto del Halloween se ha terminado pero vuelvo a los contenidos “normales” del blog, y muy en la línea con mi pequeña reflexión, el sábado 31 os deleitaré con una joya de artículo que he rescatado de mi antiguo blog: ¡Que nadie te diga cómo criar!

Es una entrada muy personal y cargada de toda esa ira de madre que a veces tenemos que sacar contra quien nos critica y no sacamos porque somos un ejemplo a seguir.

Nos vemos el sábado.